f

MICRODERMOABRASIÓN

Cómo funciona la microdermoabrasión

La microdermoabrasión se realiza con un pequeño instrumento destinado a este fin que expele micro-cristales de óxido de aluminio y al unísono aspira las células muertas. La intensidad del tratamiento variará en función de la necesidad de cada piel. De esta forma se van puliendo las diferentes capas de la piel regenerándose luego completamente. Algo que será notorio nada más terminar la sesión de microdermoabrasión por la luminosidad y gran tersura de la dermis.

Cómo es un tratamiento de microdermoabrasión

El tratamiento de microdermoabrasión consta de varias sesiones cuyo número, así como su duración, variará en función de los problemas que tenga la piel. Digamos que la media ronda entre 5 y 10 sesiones, de unos 15 a 45 minutos, en un promedio de una a dos semanas para dejar que la dermis se regenere.

Beneficios y ventajas de la microdermoabrasión

La microdermoabrasión tiene muchos beneficios para los problemas de la piel, como el caso de líneas finas, estrías, arrugas, piel seca, piel grasa, pequeñas cicatrices, piel dañada por el sol y cicatrices causadas por acné o el propio acné. Estos son algunos otros beneficios y ventajas de la microdermoabrasión:

  • - Aumenta la circulación de los capilares sanguíneos consiguiendo una piel más nutrida y oxigenada y por tanto más sana.
  • - Reduce los efectos del envejecimiento de la piel por exceso de exposición al sol.
  • - No se necesita tiempo de recuperación y se puede seguir con la vida diaria.
  • - En combinación con determinados peelings mejora las estrías.
  • - Atenúa los efectos del envejecimiento de la piel.
  • - Palia las líneas de expresión y las arrugas finas.
  • - Reduce las manchas de la piel.
  • - Elimina los puntos blancos y negros.
  • - Cierra los poros.
  • - Es indolora.