f

ELECTROESTIMULACIÓN

La electroestimulación es una técnica muy utilizada en estética, utilizada principalmente para combatir la flacidez. Funciona produciendo en la zona en la que se aplica contracciones musculares, produciendo así un efecto de entrenamiento muscular.

A través de la electroestimulación podemos modelar el contorno corporal y aumentar la tonificación de los músculos con flacidez. Te contamos cómo se usa, sus caraterísticas y contraindicaciones.

Actúa sobre los músculos, produciendo en las fibras musculares contracciones fisiológicas y permitiendo que éstos adquieran fuerza y resistencia, quemando además las reservas de grasa localizadas. En definitiva: actúa sobre los músculos cómo si se hiciera ejercicio físico.

El electroestimulador, eso sí, puede actuar sólo sobre uno o dos músculos cada vez.

Es interesante tener en cuenta además que el efecto adelgazante no se produce por la acción directa del electroestimulador sobre la grasa localizada, sino por la acción de drenaje sobre la zona tratada. Como complemento de la electroestimulación es muy recomendable realizar ejercicio aeróbico, para estimular la perdida de grasa.